«

»

Abr 01

Semana Santa entre el folclorismo y el fanatismo

Toca que en estos días, en las calles de muchas ciudades ibéricas, nos pongan la cabeza como un bombo a base de procesiones y esa macabra celebración del sufrimiento que es la Semana Santa.

Los católicos de turno saldrán a llevar a cabo toda suerte de performances folclóricas, porque de sentimiento religioso, que se supone pertenece a las creencias más íntimas y personales del individuo, esta payasada tiene bien poco. Aquí vale todo: se puede atronar tocando bombos y tambores, se pueden cargar toneladas de peso y arrastrarlas por las calles, se puede ir descalzo, encadenada, encapuchado (para esto no hay Ley Mordaza que valga), con peineta o hasta flagelarse hasta hacerse sangre.

Nos dicen que es la tradición, pero sobre esto habría que aclarar una serie de cuestiones. Para empezar, es cierto que hay procesiones religiosas que se remontan incluso al siglo XIII y otras al XV o el XVII, prueba de lo cual son algunos pasos de indudable talento artístico. Otra cosa es que el pensamiento de hace cinco siglos sea algo a reivindicar, pero no entraré en ello.

Pero, en realidad, la mayoría de las procesiones, tal y como se entienden ahora mismo en el Estado Español, pertenecen al imaginario puramente franquista, al nacionalcatolicismo que instituyó actos como la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar (tradición inventada en 1958) y que se puso a fabricar pasos de a velocidad de vértigo en una sociedad en la que era obligatorio hasta los símbolos religiosos en las tumbas.

De hecho en la ciudad de Zaragoza ni tan siquiera existían propiamente las cofradías hasta los años 40, habiendo solo una Hermandad de la Sangre de Cristo. Los pasos los sacaban operarios municipales y punto.

Y en este ambiente opresivo, donde no está de más recordar el poso autoritario y franquista (como ya hace algún artículo más bien ignorado) os invitamos a vivir la vida, a salir en bicicleta, a olvidar el trabajo quien lo tenga o a convertirse en parado feliz.

En definitiva, que no te amargue la vida esta celebración de la muerte que es la Semana Santa. Que no te pongan la cabeza como un bombo.

 

3 pings

  1. El Acratador 2 de Abril 2015 | Radio Topo 101.8 FM

    […] sí, que vale, que es Sem­ana Santa, pero tam­bién ten­emos algo que con­tar. Espe­cial­mente cuando encier­ran a nue­stros […]

  2. El Acratador 2 Abril 15 » El Acratador

    […] « Semana Santa entre el folclorismo y el fanatismo […]

  3. La Semana Santa: entre el folclorismo y el fanatismo

    […] La Semana Santa: entre el folclorismo y el fanatismo […]

Responder a La Semana Santa: entre el folclorismo y el fanatismo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Blue Captcha Image
Refrescar

*