«

»

Ene 08

Charlie Hebdo, odio en marcha

Poco hay que añadir sobre lo ocurrido el pasado miércoles 7 de enero en París, con el asesinato de 12 personas por alguien lo bastante imbécil como para creer a pies juntillas en las palabras de un líder político de hace 15 siglos, autoproclamado profeta, e imponerlas a sangre y fuego. Al fin y al cabo el fanatismo religioso no es sino una forma suprema de idiotez moral en la que la capacidad de empatía queda anulada. Una suerte de psicópata pero mucho más tonto y manejable.

Lo sucedido es mucho más que el daño hecho a la libertad de expresión, significada en la publicación Charlie Hebdo,  que, casualidades de la vida, nació de la que fue en sus orígenes revista ácrata Hara-Kiri.  Tras la masacre no falta quien intente sacar partido a su discurso del odio desde el fascismo de siempre frente a las nuevas y terribles doctrinas que vienen del mundo musulmán. Un yihadismo que se nutre de la población marginal de las barriadas francesas, británicas o españolas.

Porque también hay que situar el yihadismo en su contexto europeo. Es el fruto surgido de las políticas neoliberales que han creado barrios-gueto en el extrarradio de las grandes ciudades. Un remanente de población de origen mayormente magrebí que busca nuevos referentes culturales en una realidad que les es totalmente ajena. Muchos de los yihadistas de ahora son nietos de marroquíes, turcos o argelinos que solo pisan países musulmanes de vacaciones y usan más el francés o alemán que el árabe o turco como lengua propia. Pero siguen siendo vistos como extranjeros, cuando no enemigos, por una parte de la población que alimenta peligrosos discursos xenófobos.

Tampoco son ajenas a esta realidad las catastróficas actuaciones occidentales en Oriente Medio. Desde la desastrosa Guerra de Irak se ha agitado un inmenso avispero que ha ido encontrando ecos desde Marruecos a Pakistán. Sin olvidar especialmente el drama sirio, donde se ha alentado y armado hasta los dientes a los mismos asesinos que ahora actúan en París. Antes les llamaban rebeldes, ahora muestran su verdadera cara.

Tampoco estaría de más, en momentos tan dramáticos, recordar que en nuestro propio estado muchos periodistas puede que estén derramando lágrimas de cocodrilo. Aquellos que normalizan que se censure una portada de el Jueves, que no dijeron ni pío cuando se cerraron los periódicos vascos Egin y Egunkaria o que dan pábilo a las ideas más ultras sin despeinarse.

Y nos preocupa especialmente pensar que este tema puede que no haya hecho sino empezar. Por un lado porque hay que ser consciente de que existe  una manzana podrida dentro de la población musulmana europea que además es capaz de todo sin la menor compasión y no les faltan comparsas que les jaleen.
Por otro están todos los fascistas agazapados que han encontrado el chivo expiatorio perfecto para exhibir impunemente su discurso del odio.
Los asesinados inocentes muertos se quedan. Sus familias y amigos destrozados. Los musulmanes honrados que no aprueban esta barbaridad machacados tanto por sus sectores más fanáticos como por los mismos fachas de siempre que ya van sin careta… Todo un panorama abierto y muchas incógnitas pendientes, como la que  nos plantea si esto solo será un comienzo de algo que puede ir a mucho peor.

Por si queda alguna duda: Nous sommes Charlie aussi!

2 pings

  1. El Acratador 08/01/15 | Radio Topo 101.8 FM

    […] Hebdo inten­ta­mos sacar algu­nas cosas en claro de tan ter­ri­ble suceso. De ello va nues­tra acra­to­r­ial y varias noti­cias. De camino nos sor­prende la dura sen­ten­cia con­tra Alfon y muchos otros […]

  2. El Acratador 08/01/15 » El Acratador

    […] Hebdo inten­ta­mos sacar algu­nas cosas en claro de tan ter­ri­ble suceso. De ello va nues­tra acra­to­r­ial y varias noti­cias. De camino nos sor­prende la dura sen­ten­cia con­tra Alfon y muchos otros […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Blue Captcha Image
Refrescar

*