El Acratador 24/07/14

En un nuevo pro­grama en que quer­e­mos dar nue­stro apoyo al pueblo palestino con­ta­mos la his­to­ria negra del Estado de Israel. No pre­tendemos tener razón, solo con­ta­mos los hechos, aunque, por supuesto, no somos obje­tivos.
Vamos a parafrasear a un cura: Si per­maneces neu­tral en una situación de injus­ti­cia, entonces estás del lado del opre­sor ~ Desmond Tutu

Tam­bién ten­emos otras noti­cias y nos acer­camos al movimiento okupa y a lo laboral.

 

El Acratador 17/07/14

¿Que está pasando en Palestina?
Azares de la vida, justo en estas fechas uno de los miem­bros de el Acrata­dor ha estado en Palestina y nos cuenta unas cuen­tas impre­siones, sub­je­ti­vas claro, de lo que está suce­di­endo por allí, pero tam­bién de la real­i­dad del duro día a día de esas tier­ras.
Más noti­cias, como la ame­naza de desa­lojo con­tra la nueva sede de CNT en Zaragoza y el juicio con­tra var­ios cenetis­tas por una oku­pación ante­rior, com­ple­tan nue­stro pro­grama de hoy.

Escucha nue­stro pro­grama aquí

El Acratador 19/06/14

Hoy nos mete­mos con la nueva testa coro­n­ada, esa que nadie elegi­mos y que tod@s suf­rimos.
Felipe VI entra como ele­fante en cachar­rería, qué cosas. Con poco público en las calles y repar­tiendo mam­por­ros al que disiente.
Mien­tras tanto, el pueblo, la gente, todos y todas en defin­i­tiva, nos mov­i­lizamos en la calle, pade­ce­mos los efec­tos de la cri­sis o de la repre­sión. De ello tam­bién nos hace­mos eco.

Escucha aquí nue­stro programa

¿Por que será que nadie se acuerda de estas fotos?

El Acratador 12/06/14

Acra­ta­dor con temá­tica de vivienda, de pre­ca­rie­dad, pero con una mirada sobre todo a las nue­vas for­mas de cen­sura y de per­se­cu­ción a los medios inde­pen­dien­tes.
Ter­mi­na­mos con una refle­xión para dar que pen­sar sobre por que las urnas traen en media Europa el auto­ri­ta­rismo ultra de tiem­pos más oscu­ros de vuelta.

Escucha aquí nue­stro podcast

El Acratador 5/Jun/14

Más vale tarde que nunca, así que ahora col­ga­mos nues­tro pod­cast de la sem­ana pasada.

¿Os habéis ente­rado? El Bor­bón de turno abdica.
Cosa rara en una dinas­tía que no se va ni con agua caliente. A ellos y a la anacró­nica figura de la monar­quía dedi­ca­mos la edi­to­rial del pro­grama de hoy.

Luego deja­mos paso a las reivin­di­ca­cio­nes de una vivienda digna y al activo movi­miento okupa, con una nueva mirada a Can Vies, Asturies…

Estas noti­cias y muchas más en el Acra­ta­dor de hoy.

 Escucha aquí nue­stro podcast

Tenemos las llaves de todas las puertas

SÁBADO 7 DE JUNIO 20,00H. CSO KIKE MUR

Concierto por la oku­pación.
Apoyo a la Ofic­ina de la Oku­pación (Vivien­das Para Oku­par)
20:00h — 4,00 euros

Segur­rata, chan­dal punk, zgz
http://segurrata.bandcamp.com/

Rouille, post-rock rusiente y oxi­dado, zgz
http://rouilleoxido.com/

Duelo, Tirso de molina hard­core
http://duelotirso.bandcamp.com/

Mishkin, post-rock, zgz
http://mishkinzgz.bandcamp.com/

Criatura, hc punk, zgz
http://criatura.bandcamp.com/

http://oficinazgz.noblezabaturra.org/
http://okupa.noblezabaturra.org/2014/06/02/fiestas-auto-gestionadas-de-torrero-2014/

Jor­nada por la Ofic­ina VPO
Las fies­tas auto­ges­tion­adas de Tor­rero pre­tenden ser una alter­na­tiva cul­tural y de ocio frente al con­sum­ismo desme­dido,
el fomento del alco­holismo y la apología de la “fiesta nacional” en que nos tienen atra­padxs.
En estos tiem­pos de recortes y aus­teri­dad impuestos por las insti­tu­ciones y con los últi­mos desa­lo­jos de cen­tros sociales
oku­pa­dos, reafir­mamos la necesi­dad de la auto­gestión y la orga­ni­zación autónoma para crear espa­cios y proyec­tos que escapen
a su con­trol, que nos per­mi­tan decidir lo que quer­e­mos y cómo lo quer­e­mos, sin necesi­dad de estar atadxs a un sis­tema que
intenta dom­i­narlo todo.
Desde el CSO Kike Mur te invi­ta­mos a par­tic­i­par de forma activa en una pro­gra­mación reivin­dica­tiva a la vez que fes­tiva.
Tomemos las calles y hag­amos nue­stro lo que nos pertenece.
¡AUPA TORRERO OBRERO!
¡SOLIDARIDAD CON TODOS LOS CENTROS SOCIALES OKUPADOS!

El Acratador 22/05/14

No tene­mos espe­cial que­ren­cia al voto, toda vez que lo inter­pre­ta­mos como lo más opuesto a la par­ti­ci­pa­ción real. Mera jus­ti­fi­ca­ción de lo que hay y con nula capa­ci­dad de trans­for­ma­ción.
Lo expli­ca­mos en nues­tra edi­to­rial de hoy y aña­di­mos alguna refle­xión más a pro­pó­sito de la abs­ten­ción activa.
Aún así nos ha dado tiempo a con­tar muchas cosas, mien­tras había varias movi­li­za­cio­nes en mar­cha al tiempo del programa.

Escucha nue­stro pod­cast aquí

Tiempo de elecciones

Tiempo de elec­ciones, de cam­biar la cara vis­i­ble del poder. Los ver­daderos ros­tros a veces ni son cono­ci­dos. Diez min­u­tos, puede que quince es toda la par­tic­i­pación que el Estado espera.

Un paseo domini­cal hasta la urna y luego a olvi­darte de inter­ven­ción social de todo tipo, dado que ya has elegido quien haga política por ti. Luego a quienes nos absten­emos no nos pidas expli­ca­ciones, porque lo que son los diputa­dos tam­poco te las pien­san dar.

Invi­ta­mos a la abs­ten­ción pero desde una posi­ción ple­na­mente con­sciente. Absten­erse no es en nue­stro caso una cuestión de paso­tismo, sino que, pen­samos, debe ser un pro­ceso que parta de una pro­funda reflex­ión política que nos lleve a tomar una posi­ción activa frente a un mon­taje como el elec­toral donde quien menos importa son los electores.

Porque, hablando de impor­tan­cias, si una pal­abra define últi­ma­mente al circo elec­toral es irrelevante.

Irrel­e­vante es la ciu­dadanía, a la que tan ape­nas se dan cua­tro gen­er­al­i­dades y lugares comunes por los que debe ele­gir los gestores de los intere­ses de otros, pues en un mundo cada vez más pen­e­trado de intere­ses empre­sar­i­ales y económi­cos, se vuelve ya casi imposi­ble sep­a­rar lo público y lo que está en manos de multi­na­cionales con unos obje­tivos que cumplir y para los que las ciu­dadanas son lo menos impor­tante, salvo en su papel de consumidores.

Irrel­e­vante es tu voto, y si en algún lugar se puede percibir espe­cial­mente esto es en Europa, aún a pesar del repentino furor europeísta de algu­nas fuerzas de izquierda que se dicen trans­for­mado­ras. La Unión Euro­pea no es sino un gestor económico que solo se maneja medi­ante parámet­ros basa­dos en el cap­i­tal­ismo más agre­sivo. Los eurodiputa­dos, a la hora de la ver­dad, son unos señores/as que acu­den cua­tro días al mes (cuando acu­den) a Bruse­las a rat­i­ficar todo aque­llo que les viene pre­coci­nado y listo para apro­bar. Una voz disidente en este par­la­mento no es sino una mín­ima moles­tia, un irrel­e­vante sonido de fondo en nom­bre de una falsa plu­ral­i­dad, que ter­mina siendo la jus­ti­fi­cación per­fecta de una real­i­dad per­versa. Es como la excep­ción que con­firma la regla.

Más que nada, porque las insti­tu­ciones euro­peas están mane­jadas direc­ta­mente desde organ­is­mos que operan de forma inde­pen­di­ente y por encima de los esta­dos. Nos dejan votar para el Par­la­mento Europeo, es cierto, pero ¿Quien ha votado alguna vez por el Banco Cen­tral o la Comisión Euro­pea? ¿O por los todopoderosos lob­bies energéti­cos o financieros? ¿Y por el FMI o el Banco Mundial? Hoy por hoy, y no parece que la cosa vaya a cam­biar, tiene más fuerza en Europa el con­sejo de direc­ción del Banco de San­tander, Mon­santo o Endesa que cualquier grupo político.

E irrel­e­vante es pre­tender medi­ante la creación de alter­na­ti­vas elec­torales con dis­cur­sos izquierdis­tas una trans­for­ma­ción de la real­i­dad. El mod­elo elec­toral está com­ple­ta­mente ago­tado. La mayor parte del voto que se ejerce en la Europa occi­den­tal es un voto de pura iner­cia. Voto dado a pro­fe­sion­ales de la política que lle­van en la poltrona décadas y que están allí no tanto por sus méri­tos per­son­ales como por su gran dosis de arribismo. Sumarse a esas filas desle­git­ima a quien lo hace, al tiempo que legit­ima la imposi­ción de todo lo que nos quieran vender.

A la hora de la ver­dad se recurre al pacto y en el pacto se van cayendo los argu­men­tos sociales en pro de un temi­ble prag­ma­tismo político ale­jado de la real­i­dad de las per­sonas de a pie. La idea de ciu­dadanía cada vez es más difusa y se aprox­ima más al con­cepto de súbdito.

En defin­i­tiva, para nosotras/os es imposi­ble enten­der como se puede cam­biar el sis­tema par­tic­i­pando de los mecan­is­mos que lo legit­i­man. El actual sis­tema está blindado con­tra el ejer­ci­cio de ver­dadera par­tic­i­pación y un nimio paseo domini­cal hasta la urna no es sino la excusa que nece­sita para decirse apoyado.

Si votas tú creas el prob­lema, luego toca apechugar con las con­se­cuen­cias. A las anar­quis­tas nos encon­trarás, como siem­pre, en las calles y los espa­cios sociales generando alter­na­ti­vas ¿Te apuntas?

Contrainformación