ene 24

Mark Bray presenta el libro ‘La traducción de la anarquía. El anarquismo en Occupy Wall Street’

Este domingo, a las 12.00 horas, en el Cen­tro Social Anar­quista La Revuelta (calle San Agustín, Zaragoza) Mark Bray, activista en el movimiento Occupy Wall Street, pre­sen­tará su libro ‘La tra­duc­ción de la anar­quía. El anar­quismo en Occupy Wall Street’, edi­tado por los ami­gos de Volapük Edi­ciones.

El libro, parte de casi doscien­tas entre­vis­tas que el autor real­iza a par­tic­i­pantes de Occupy Wall Street, para exponer el estu­dio de este movimiento pop­u­lar anal­izando su moti­vación, con­tradic­ciones, tác­ti­cas, proyec­ción… en el con­texto del ámbito antag­o­nista norteamericano.

La tra­duc­ción de la anar­quía’ es “la puesta en mar­cha de prác­ti­cas gen­uina­mente lib­er­tarias en la orga­ni­zación y fun­cionamiento de Occupy Wall Street”, expli­can desde La Revuelta. “Así –continúan-, el movimiento se basa en la democ­ra­cia directa, el apoyo mutuo, la acción directa, la auto­gestión, el rec­hazo al par­la­men­tarismo… y cuenta con un notable pro­tag­o­nismo de anar­quis­tas entre sus mil­i­tantes”. “Se repasan las ideas anárquicas y su desar­rollo, y los debates que se dieron en Occupy Wall Street en torno a la aten­ción de los medios de comu­ni­cación, la hor­i­zon­tal­i­dad en la toma de deci­siones, el uso de la vio­len­cia, el racismo latente…”, añaden.

La tra­duc­ción de la anar­quía. El anar­quismo en Occupy Wall Street’ cuenta con el valor aña­dido de tener un autor, Mark Bray, que no aborda el estu­dio desde cierta dis­tan­cia aca­d­e­micista sino que fue uno de los pro­tag­o­nistas activos de estas movilizaciones.

Mark Bray par­ticipó en los gru­pos de prensa y acción directa de Occupy Wall Street, en Nueva York. Actual­mente, forma parte de la Fed­eración Anar­quista Rosa Negra y el sindi­cato IWW. Tam­bién, está final­izando el Doc­tor­ado en His­to­ria en la Uni­ver­si­dad Rut­gers, estu­diando el anar­quismo, la pro­pa­ganda por el hecho y la repre­sión en el Estado español a finales del siglo XIX.

ene 23

El Acratador 22/01/15

La repre­sión nos alcanza. Es irrel­e­vante ser cul­pa­ble, según los parámet­ros de la jus­ti­cia estatal, o inocente.
Una buena prueba de ello la ha pro­por­cionado todo lo habido en torno al mon­taje del #4F y el doc­u­men­tal Ciu­tat Morta lo demues­tra.
Hablamos de otras cosas, pero no quer­e­mos por ello olvi­dar a l@s represaliad@s en este caso y rendir nue­stro pequeño recuerdo a Patri­cia Heras.

ene 16

El Acratador 15/01/15

En el pro­grama de hoy con­ta­mos el caso del que lev­antó la mano con el DNI y se llevó una condena.

Tam­bién damos cabida a var­ios hechos de cen­sura y manip­u­lación infor­ma­tiva.
Los medios de intox­i­cación son muchos, pero nosotr@s somos muy voceras.

Y no olvi­damos a nue­stros com­pas detenid@s en la Operación Pandora.

 

ene 09

El Acratador 08/01/15

Todavía con la resaca y la con­fusión de la matanza en la sede de Char­lie Hebdo inten­ta­mos sacar algu­nas cosas en claro de tan ter­ri­ble suceso. De ello va nues­tra acra­to­r­ial y varias noti­cias.
De camino nos sor­prende la dura sen­ten­cia con­tra Alfon y muchos otros temas van asaltando la actu­al­i­dad. Un duro comienzo de año con muchos análi­sis pendientes.

ene 08

Charlie Hebdo, odio en marcha

Poco hay que añadir sobre lo ocur­rido el pasado miér­coles 7 de enero en París, con el asesinato de 12 per­sonas por alguien lo bas­tante imbé­cil como para creer a pies jun­til­las en las pal­abras de un líder político de hace 15 sig­los, auto­procla­mado pro­feta, e impon­er­las a san­gre y fuego. Al fin y al cabo el fanatismo reli­gioso no es sino una forma suprema de idiotez moral en la que la capaci­dad de empatía queda anu­lada. Una suerte de psicó­pata pero mucho más tonto y manejable.

Lo suce­dido es mucho más que el daño hecho a la lib­er­tad de expre­sión, sig­nifi­cada en la pub­li­cación Char­lie Hebdo,  que, casu­al­i­dades de la vida, nació de la que fue en sus orí­genes revista ácrata Hara-Kiri.  Tras la masacre no falta quien intente sacar par­tido a su dis­curso del odio desde el fas­cismo de siem­pre frente a las nuevas y ter­ri­bles doc­tri­nas que vienen del mundo musul­mán. Un yihadismo que se nutre de la población mar­ginal de las bar­ri­adas france­sas, británi­cas o españolas.

Porque tam­bién hay que situar el yihadismo en su con­texto europeo. Es el fruto surgido de las políti­cas neolib­erales que han creado barrios-gueto en el extrar­ra­dio de las grandes ciu­dades. Un rema­nente de población de ori­gen may­or­mente magrebí que busca nuevos ref­er­entes cul­tur­ales en una real­i­dad que les es total­mente ajena. Muchos de los yihadis­tas de ahora son nietos de mar­ro­quíes, tur­cos o argeli­nos que solo pisan países musul­manes de vaca­ciones y usan más el francés o alemán que el árabe o turco como lengua propia. Pero siguen siendo vis­tos como extran­jeros, cuando no ene­mi­gos, por una parte de la población que ali­menta peli­grosos dis­cur­sos xenófobos.

Tam­poco son aje­nas a esta real­i­dad las cat­a­stró­fi­cas actua­ciones occi­den­tales en Ori­ente Medio. Desde la desas­trosa Guerra de Irak se ha agi­tado un inmenso avis­pero que ha ido encon­trando ecos desde Mar­rue­cos a Pak­istán. Sin olvi­dar espe­cial­mente el drama sirio, donde se ha alen­tado y armado hasta los dientes a los mis­mos asesinos que ahora actúan en París. Antes les llam­a­ban rebeldes, ahora mues­tran su ver­dadera cara.

Tam­poco estaría de más, en momen­tos tan dramáti­cos, recor­dar que en nue­stro pro­pio estado muchos peri­odis­tas puede que estén der­ra­mando lágri­mas de coco­drilo. Aque­l­los que nor­mal­izan que se cen­sure una por­tada de el Jueves, que no dijeron ni pío cuando se cer­raron los per­iódi­cos vas­cos Egin y Egunkaria o que dan pábilo a las ideas más ultras sin despeinarse.

Y nos pre­ocupa espe­cial­mente pen­sar que este tema puede que no haya hecho sino empezar. Por un lado porque hay que ser con­sciente de que existe  una man­zana podrida den­tro de la población musul­mana euro­pea que además es capaz de todo sin la menor com­pasión y no les fal­tan com­parsas que les jaleen.
Por otro están todos los fascis­tas agaza­pa­dos que han encon­trado el chivo expi­a­to­rio per­fecto para exhibir impune­mente su dis­curso del odio.
Los asesina­dos inocentes muer­tos se quedan. Sus famil­ias y ami­gos destroza­dos. Los musul­manes hon­ra­dos que no aprue­ban esta bar­bari­dad macha­ca­dos tanto por sus sec­tores más fanáti­cos como por los mis­mos fachas de siem­pre que ya van sin careta… Todo un panorama abierto y muchas incóg­ni­tas pen­di­entes, como la que  nos plantea si esto solo será un comienzo de algo que puede ir a mucho peor.

Por si queda alguna duda: Nous sommes Char­lie aussi!

ene 02

El Acratador 1 Enero 2015

Un pro­grama un poco más corto de lo habit­ual el de este comienzo de año.
Un uno de enero como aquel de 1994 que marcó el comienzo de la lucha armada zap­atista en Chi­a­pas a la que dedicamos hoy la mitad de nue­stro pro­grama.
Tam­bién recor­damos la lucha de las per­sonas pre­sas y muy espe­cial­mente a las encar­ce­ladas por el mon­taje de la lla­mada Operación Pandora.

dic 18

El Acratador 18/12/14

 

Yo tam­bién soy anar­quista. Lo procla­mamos con orgullo desde nues­tra acra­to­r­ial de hoy tras la Operación Pan­dora que, de momento, ha lle­vado a 7 anar­quis­tas a prisión tras una inter­ven­ción poli­cial espec­tac­u­lar y con­fusa.
Y todo ello en la misma sem­ana en que se aprueba la Ley Mor­daza, con todo lo que supone.

dic 18

Montajes, mordazas y espectáculo

Los mon­ta­jes poli­ciales no pil­lan de nuevas al movimiento anar­quista. Desde los de hace un siglo y más, que costa­ban la vida a dece­nas de com­pañeros, con la lla­mada ley de fugas, esen­cial­mente un tiro por la espalda, a los más recientes y de infausto recuerdo, como el caso Scala. Un caso Scala des­ti­nado a desmon­tar el anar­cosindi­cal­ismo que nos remite a unas cloa­cas del Estado que siguen vigentes hoy en día, incluso con los mis­mos pro­tag­o­nistas, como es Rodolfo Martín Villa.
Tam­bién en tiem­pos más cer­canos ha habido deten­ciones indis­crim­i­nadas y acusa­ciones de lo más pere­grino que han lle­vado a mil­i­tantes a la cár­cel, o a ser detenidos para luego resul­tar absuel­tos o con con­de­nas sim­bóli­cas que jus­ti­fiquen el circo repre­sivo.
Otro clásico es el arrestado a modo de chivo expi­a­to­rio al que se acha­can toda suerte de dis­tur­bios durante una mov­i­lización. El “mil­i­tante Rambo” que, según la ver­sión poli­cial, lo mismo rompe escaparates, que arroja cócte­les molo­tov, hace pin­tadas o se enfrenta él/ella solita con­tra una legión de antidis­tur­bios. Un ejem­plo cer­cano lo ten­emos en la con­dena a Alfon en Madrid por su par­tic­i­pación en una mani que ter­minó en alter­ca­dos.
Pero el show al que asis­ti­mos esta sem­ana con la deten­ción de 11 com­pañeros en Barcelona y Madrid, tuvo tintes de película cutre de acción, al más puro estilo serie B hooly­wodense.
Un despliegue de cien­tos de policías, vehícu­los y hasta helicópteros por unas acciones en real­i­dad de escasa enti­dad y que solo supo­nen daños mate­ri­ales a obje­tivos claros del gran capital.

Un ver­dadero espec­táculo mediático que incluyó asaltos a casas oku­padas y cen­tros sociales, 14 reg­istros indis­crim­i­na­dos y robo de mate­ri­ales, desde orde­nadores y móviles hasta sim­ples libros.

 


Lo cierto es que todo este mon­taje suena más a aviso para nave­g­antes, más aún en una sem­ana en la que se pro­mulga la Ley Mor­daza que a otra cosa. No es que nos pong­amos ahora con­spir­a­noicos, sino que nos suena a película ya vista. Por si a alguien se le pasa por la cabeza la posi­bil­i­dad de la mín­ima acción que exceda un milímetro la legal­i­dad vigente ya sabe lo que le espera. Si eres cer­cano ide­ológi­ca­mente, o alguien desde algún poder estima que lo eres, el tsunami tam­bién se te lleva.
Nor­mal­mente las deten­ciones ter­mi­nan con una excur­sión hasta la Audi­en­cia Nacional, ese anó­malo tri­bunal de excep­ción made in Spain, que sirve de carcelero de disidentes y tri­bunal político a un tiempo.
Y no es que pre­cisa­mente la calle esté bul­lendo de mov­i­liza­ciones, sino más bien todo lo con­trario, con una parte de la izquierda real y hasta del movimiento lib­er­tario más ded­i­cada a cuitas elec­torales que a luchas sociales. Pero nunca está de más recor­dar que el palo está siem­pre ahí y que de la zana­ho­ria ya podemos olvi­darnos, porque en los últi­mos años hemos andado sobra­dos de prue­bas de hasta qué punto se siente fuerte e impune el sis­tema actual.


La última prueba es la lla­mada Ley Mor­daza, que ter­mina por crim­i­nalizar incluso a las más pací­fi­cas for­mas de resisten­cia, algu­nas tan pop­u­lares como las que se ejercen con­tra los desahu­cios. Una ley que solo sat­is­face a los votantes fachas de toda la vida que piden «más caña» frente a cualquier even­tual quiebra de la paz social. Una ley, tam­bién, en resumen, hecha a medida, de aque­l­los que no quieren ver per­tur­ba­dos sus intere­ses y sus nego­cios. Bien está que haya pobres y deses­per­a­dos, pero hace muy feo que se les vea y más aún que se que­jen o que actúen.
Los tiem­pos duros nunca se fueron, por mucho que la ilusión democrática nos haya hecho pen­sar lo con­trario en alguna ocasión, y la maquinaria repre­siva del Estado sigue dis­puesta a hacer tabla rasa con cualquier disiden­cia, mucho más con la que se apoya en actos sim­bóli­cos de sab­o­taje.
Pero, por si a alguien le queda alguna duda, no nos due­len pren­das en decir: nosotr@s tam­bién somos anarquistas.

dic 04

El Acratador 04/11/14

Hoy nos ha salido un pro­grama con un prin­ci­pio ded­i­cado a lo local, a la real­i­dad zaragozana más próx­ima, que com­ple­ta­mos con noti­cias y un final en que recomen­damos algún libro que no te deberías perder. Según nues­tra visión pura­mente per­sonal, claro.

nov 28

El Acratador 27/11/14

Con medio pro­grama de noti­cias diver­sas, nos da tiempo a con­tar algo sobre actua­ciones poli­ciales abu­si­vas, entre otras cosas, antes de pasar a la repeti­ción de nues­tra entre­vista con el sociól­ogo Cha­bier Gimeno, que nos habla de menores no acom­paña­dos.
No te lo puedes perder.
Un saludo a una nueva emisora que nos reemite: Radio Mutant desde Alacant.

Página 1 de 1412345...10...Última »